Crónicas

Llorar es de débiles: A mi abuela

25 junio, 2019

Miles de nudos en la garganta ahora residen en los más oscuro de mi pasado. He sentido la presión del orgullo, de creer que contra mas duele ese nudo, mas valiente eres, y sentirme orgullosa de serlo…Insensata.

Aprendí a llorar cuando nació mi hijo y te aseguro que las lágrimas más dolorosas, son las de una madre temiendo por la salud de su pequeño.

No me permití el lujo de llorar en ninguna de las situaciones mas horribles de mi vida. Me arrepiento mucho, no solo de no haber mostrado mis sentimientos en muchas ocasiones con mis lagrimas, si no, también, de ser una mujer fría, que se quedaba estática y se incomodaba al ver a su familia llorar.

El peor de estos momentos fue cuando murió mi abuela hace unos seis años. Le llamo abuela porque es el título biológico que le pertenece, pero en realidad, debería llamarle mamá. Murió de vejez y en unas condiciones realmente tristes. La vi sufrir, a ella y a toda mi familia. Vi como enterraban su tumba, rodeada en sus seres mas queridos, que lloraban desconsoladxs, y yo, allí presente, mirando fijamente aquella tumba de color roble, sin pestañear, sin mostrar un ápice de tristeza, sin llorar. Y además de no hacerlo, me sentí orgullosa de ello. No lloré en el momento de su entierro, ni el momento de su enfermedad ni en los años siguientes.

A veces la veo en mis sueños. Esos tan especiales que sufro desde muy pequeña que me llevan hasta ella en unas condiciones tan reales como bellas.

La última vez que la vi quiso darme un mensaje corto pero claro. La vi entrar por la puerta de mi habitación, pero antes de verla ya había percibido su olor. Se acercaba despacio sin apartar su mirada de la mía. Su mirada estaba triste, no la reconocía, algo en mí me dijo que aquella visita no era como las demás. Me incorporé de la cama extrañada, me inspiraba tanta ternura que deseaba salir corriendo y abrazarla, pero ella jamás mostraba sus sentimientos, no la había abrazado nunca.

Cuando llegó hasta mí, pude ver sus ojos brillantes, me abrazó tan fuerte que puede sentir todos los huesos de su cara apretando la mía. Recuerdo sentir sus labios torciéndose para besar mis mejillas. Me quedé helada, abrí los ojos como platos ante aquel abrazo. No pude articular palabra pero si escuché un sollozo que salió de sus labios.

Ella lloraba, y lo hacía en mis oídos, en mi cara. Noté sus lagrimas y su arrepentimiento. En aquel momento yo rompí a llorar como una niña, como jamás había llorado. Lloraba mi alma, todos esos nudos del pasado que se quedaron en mí, estaban deshaciendose. Si nos estuviesen viendo ojos ajenos, vería una niña de cinco años abrazando al amor de su vida.

-Perdóname- me dijo al oído

No tuve tiempo de responder ni preguntar. Desperté entre lágrimas, con el corazón a mil por hora, o quizás estuve despierta todo el tiempo. Lo único que se, es que hemos tenido que esperar a que algo realmente grave pase, para demostrarnos lo mucho que nos amamos. Ojalá pudiera decirte ahora todo lo que siento, todo lo agradecida que estoy. Estoy segura que tu vida no fue sencilla, y fuste la mejor madre que supiste ser. No me pidas perdón, se que piensas que estoy enferma por la gran cantidad de nudos que guarda mi alma, y si te soy sincera, yo también lo creo.

Y ahora me dirijo a ti queridx lectorx. Madre o padre, abuelo o abuela, compañerx de trabajo, amigx de instituto o persona desconocida. Dejad llorar a vuestrxs hijxs. Jamás les hagáis sentir inferiores por hacerlo o le quitéis importancia su llanto. Llorar es la manera de descargar emociones negativas que se quedan en el alma para pudrir nuestro futuro.

Y por último un consejo: no quieras demostrar que puedes con todo, porque no puedes. Necesitamos ayuda en muchos momentos de nuestra vida, y dejarnos ayudar en los momentos mas difíciles es la decisión mas valiente que tomarás. Llora cuando debas hacerlo, haya quien haya delante. De pena o de miedo, de tristeza o rabia.

Llorar no es de débiles, llorar es el acto mas valiente que purifica nuestra alma.

¡Sígueme en la redes sociales y no te pierdas nada raro!

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply